4/11/14

Mi sangre es veneno para mis enemigos... (Reseña)



Título: Furia Venenosa (Maeve Regan #1)
Autor: Marika Gallman
Editorial: Libros de seda
Páginas: 406
Disponible en México
Precio: $317
Maeve Regan es una chica sin nada especial, o eso cree ella: va a la universidad, tiene algún novio que otro y se consuela con la conversación de un barman y unas cuantas copas cuando las cosas no van bien. Su abuelo, Walter, es el único miembro de su familia al que ha conocido. Su mejor amigo, y su amor platónico, Elliot, sale con otra, Tara, o, mejor dicho, «doña Perfecta», una muchacha guapa, rica, buena estudiante y, encima, buena persona. Su mejor amiga, Brianne, tiene un novio que la maltrata y, por si fuera poco, no deja de presentarle tipos estúpidos que están muy lejos de lo que ella considera un hombre atractivo.
En una noche como cualquier otra, intentando ahogar sus penas en alcohol, Maeve conoce a un tipo alto, apuesto… con quien cree que va a acabar en la cama y pasar una noche genial. Sin embargo, las intenciones de Lukas son muy distintas
La historia...

Maeve no es una chica como cualquier otra, ella tiene algo especial, aparte de su mal carácter, ella es pieza clave en una lucha entre el bien y el mal.

Todo empieza en un antro, su amiga Brianne insiste en encontrarle un buen partido, así que le ha arreglado una cita, otra de muchas que sale mal, solo de saber que ahí se encuentra su mejor amigo y amor platónico con Doña Perfecta, le retuerce las entrañas, intentando alejarse de todo va a la barra y conoce a un chico extremadamente sexy, todo parece indicar que esa noche será pura pasión hasta que ve que el exnovio de Brianne anda rondando y decide ir a pararlo en seco, ella, una mujer pequeña contra un grandullón, pues así sucede y no solo eso, sino que lo deja KO.

A partir de esa noche todo empieza a ir muy rápido, cada vez le cuesta más controlar su ira, pero lo peor es cuando duerme, pues empieza a tener sueños realmente extraños y violentos, todo ésto la aterroriza, encontrando en el alcohol una vía de escape para todo esto, pero nada es tan sencillo y a su pesar descubrirá que su vida no es como se la habían contado, ella es parte de una profecía y está por cumplirse.

Yo opino...

Entre a ciegas en la historia y me sorprendí, mientras avanzaba la lectura descubrí que trataba de vampiros, posiblemente si lo hubiera sabido antes de empezar a leer, lo hubiera dejado esperado un período de tiempo indefinido.

En las primeras páginas Maeve se agarra a golpes con un chico que le dobla el tamaño y le triplica el peso, mi cara era de ¡WTF!, se me hacía algo muy descabellado, más cuando lo dejó KO, es tan inverosímil, teniendo en cuenta que se describe como alguien bajita y delgada, además de que no entrena ningún deporte, o sea, en otras palabras, se enojó y sacó el FUA. Si bien al principio Maeve me empezaba a caer bien por su actitud badass y por no tener pelos en la lengua, poco a poco fue decayendo el personaje, hasta volverse en una parodia de si misma, convirtiéndose en alguien impulsiva que se ponía en peligro, entendía su desesperación por saber la verdad, pero ¡vamos!, ella se ponía en el ojo del huracán y arrastraba a todo mundo con ella, en lo personal siempre he odiado esos personajes.

Por otro lado me gustó bastante el personaje de Lukas, es un vampiro de 200 años que busca venganza, empezamos conociendo a alguien arrogante, que es duro de roer, pero conforme avanza la historia comprendemos su actitud y nos damos cuenta de la fortaleza del personaje. Otro personaje que disfruté y que me hubiera gustado leer más de él, fue Walter, el abuelo de Maeve, es un hombre inteligente que trata de proteger lo último que tiene y que sé que si hubiera tenido más protagonismo en la historia, ésta hubiera sido mejor, pero en fin.

La historia empieza con buen ritmo, después decae, la parte del alcoholismo de Maeve fue nefasta (deje el libro 2 semanas), luego te enteras de que la vida de Maeve está rodeada de mentiras y aparece Lukas, lo que hace que aumente el ritmo, para terminar con un final que te hace decir ¡WTF!, pues todo es muy vertiginoso y no sabes dónde vas a terminar.

Hubieron cosas que falto por desarrollar, se que es el inicio de una saga, pero habían momentos en que era necesario decir o explicar mejor la historia.

En fin, es un libro que tienes que leer sin ponerle tantas expectativas, si bien no es lo peor que he leído, tampoco superó los estándares de historias de vampiros, espero en la segunda parte, el personaje de Maeve evolucione y sea más centrada, además de que quiero conocer más del abuelo, de Victor y de Lukas.

Saga Maeve Regan


Sobre la escritora:


Marika Gallman nació en 1983, en Suiza. Coleccionista empedernida de Post-it y de personalidades múltiples, fracasó por poco en su carrera de guionista de Hollywood al escribir, a la tierna edad de 12 años, el guión de un Indiana Jones 4 que se descartaría, por no salir un frigorífico en la intriga. Se consuela con sus series favoritas, cuyas escenas de culto interpreta hablando cada noche en sueños, eso cuando no se levanta a escondidas para ver películas de terror. Atraída por los ambientes tenebrosos y los hombres con colmillos puntiagudos, se lanza a escribir su primera novela, Furia venenosa, en 2009.
Otros libros de la escritora: 
Calificación:

Gracias a Libros de Seda por el ejemplar

1 Susurros:

Li Tenorio dijo...

Hola, Dunkel, paso para dejarte un saludo cordial e invitarte a un sorteo que organizo en mi blog, resulta que he retomado las publicaciones y estoy tratando de ponerme al día. Sé que ya eres seguidora del blog así que espero que si tienes tiempo puedas pasar y revisarlo :)

Respecto del libro que reseñas, la verdad es que tratándose de vampiros no me llama mucho, creo que la temática ha sido demasiado explotada, por lo que creo que no lo leeré, además de que señalas que no es una lectura imperdible, así que tendré que obviarlo, gracias por la reseña.
P. D. Me encantó el comentario que haces del FUA, jeje.