29/2/12

Sal con una chica que lee (Por Rosemary Urquico)

Gracias a mi amiga Ni es que lei este artículo y me gusto tanto que pensé en traérselos a ustedes :)


Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Rosemarie Urquico
Charles Warnke

Algunas razones para tener en mente al momento de escoger entre la chica del bar o la de la biblioteca, la del maquillaje corrido o la del morral repleto de libros.


Sal con una chica que lee (Por Rosemary Urquico)

Sal con alguien que se gasta todo su dinero en libros y no en ropa, y que tiene problemas de espacio en el clóset porque ha comprado demasiados. Invita a salir a una chica que tiene una lista de libros por leer y que desde los doce años ha tenido una tarjeta de suscripción a una biblioteca. 


Encuentra una chica que lee. Sabrás que es una ávida lectora porque en su maleta siempre llevará un libro que aún no ha comenzado a leer. Es la que siempre mira amorosamente los estantes de las librerías, la que grita en silencio cuando encuentra el libro que quería. ¿Ves a esa chica un tanto extraña oliendo las páginas de un libro viejo en una librería de segunda mano? Es la lectora. Nunca puede resistirse a oler las páginas de un libro, y más si están amarillas.



Es la chica que está sentada en el café del final de la calle, leyendo mientras espera. Si le echas una mirada a su taza, la crema deslactosada ha adquirido una textura un tanto natosa y flota encima del café porque ella está absorta en la lectura, perdida en el mundo que el autor ha creado. Siéntate a su lado. Es posible que te eche una mirada llena de indignación porque la mayoría de las lectoras odian ser interrumpidas. Pregúntale si le ha gustado el libro que tiene entre las manos.



Invítala a otra taza de café y dile qué opinas de Murakami. Averigua si fue capaz de terminar el primer capítulo de Fellowship y sé consciente de que si te dice que entendió el Ulises de Joyce lo hace solo para parecer inteligente. Pregúntale si le encanta Alicia o si quisiera ser ella. 



Es fácil salir con una chica que lee. Regálale libros en su cumpleaños, de Navidad y en cada aniversario. Dale un regalo de palabras, bien sea en poesía o en una canción. Dale a Neruda, a Pound, a Sexton, a Cummings y hazle saber que entiendes que las palabras son amor. Comprende que ella es consciente de la diferencia entre realidad y ficción pero que de todas maneras va a buscar que su vida se asemeje a su libro favorito. No será culpa tuya si lo hace. 



Por lo menos tiene que intentarlo.

Miéntele, si entiende de sintaxis también comprenderá tu necesidad de mentirle. Detrás de las palabras hay otras cosas: motivación, valor, matiz, diálogo; no será el fin del mundo. 



Fállale. La lectora sabe que el fracaso lleva al clímax y que todo tiene un final, pero también entiende que siempre existe la posibilidad de escribirle una segunda parte a la historia y que se puede volver a empezar una y otra vez y aun así seguir siendo el héroe. También es consciente de que durante la vida habrá que toparse con uno o dos villanos. 



¿Por qué tener miedo de lo que no eres? Las chicas que leen saben que las personas maduran, lo mismo que los personajes de un cuento o una novela, excepción hecha de los protagonistas de la sagaCrepúsculo



Si te llegas a encontrar una chica que lee mantenla cerca, y cuando a las dos de la mañana la pilles llorando y abrazando el libro contra su pecho, prepárale una taza de té y consiéntela. Es probable que la pierdas durante un par de horas pero siempre va a regresar a ti. Hablará de los protagonistas del libro como si fueran reales y es que, por un tiempo, siempre lo son.



Le propondrás matrimonio durante un viaje en globo o en medio de un concierto de rock, o quizás formularás la pregunta por absoluta casualidad la próxima vez que se enferme; puede que hasta sea por Skype.



Sonreirás con tal fuerza que te preguntarás por qué tu corazón no ha estallado todavía haciendo que la sangre ruede por tu pecho. Escribirás la historia de ustedes, tendrán hijos con nombres extraños y gustos aún más raros. Ella les leerá a tus hijos The Cat in the Hat y Aslan, e incluso puede que lo haga el mismo día. Caminarán juntos los inviernos de la vejez y ella recitará los poemas de Keats en un susurro mientras tú sacudes la nieve de tus botas.



Sal con una chica que lee porque te lo mereces. Te mereces una mujer capaz de darte la vida más colorida que puedas imaginar. Si solo tienes para darle monotonía, horas trilladas y propuestas a medio cocinar, te vendrá mejor estar solo. Pero si quieres el mundo y los mundos que hay más allá, invita a salir a una chica que lee.




O mejor aún, a una que escriba.



15 Susurros:

Alexis Read dijo...

Ya los conocía y sabes, aunque algo estereotipados me gustaría encontrar a una chica así, se que las hay, muchas (las de la bloggosfera y las que no) pero no hay una cercana a mi :/
Saludos.

Alexis Read dijo...

Ya los conocía y sabes, aunque algo estereotipados me gustaría encontrar a una chica así, se que las hay, muchas (las de la bloggosfera y las que no) pero no hay una cercana a mi :/
Saludos.

vani dijo...

Yo tambien ya lo conocia, y hasta lo publique en mi blog (solo que con el nombre mal :/ de uno de los que escribio).
Pero personalmente me gusta muchisimo :) Son hermosas palabras.

Carolina dijo...

Es muy bello!!

Saludos :)

Rocio Garcia Franco dijo...

Buenísimo!!!!
Me encantó!!!

bichin dijo...

Me ha gustadomucho... Un besazo

Li dijo...

Me ha encantado, no había tenido oportunidad de leerlo, pero está genial, gracias por compartirlo. :D

Kyra dijo...

ya lo había leído y me encanta! Gracias por compartirlo nena!
Besos!

Kyra dijo...

ya lo había leído y me encanta! Gracias por compartirlo nena!
Besos!

Viry Ivashkov dijo...

Oww está precioso *w* yo quiero un chico que lea, con quien compartir y debatir sobre un libro. Si tal o cual personaje nos agradaron o si la trama estuvo floja. Un chico que me acompañe a la librería, me compre libros. Que diga hoy hay feria del libro vamos amor :D que alcance por mi el libro del estante de arriba al que desgraciadamente nunca alcanzo a menos que lleve tacones ¬¬.
Saludos ^^

Viry Ivashkov dijo...

No es mucho pedir o si?? aunque pensandolo mejor es más factible que el chico sexy vampiro ojiverde, mandón, manipulador o el demonio malvado, seductor y que desea tu alma...
en fin alguien que te siga el juego y con quien compartir esta hermosa pasión ;D

Besos!!

Dramna dijo...

Que bonito, gracias por compartirlo.

Ahh, al igual que Viry Ivashkov yo tambien quiero un chico que lea, que se divierta acompañandome a ferias de libros y a la libreria (y que tambien me alcance los libros de la estanteria de arriba, jajaja).

Saludos. :)

Dunkel Engel dijo...

Jajaja lo se chicas, creo que todas buscamos un chico así, y si alguien que nos baje los libros porque eso de subirse a una silla esta de muerte :)

Karla Cruz. dijo...

Ya lo leí y yo también quiero a un chico que se divierta con nosotras leyendo y nos acompañe a todas las ferias :) Debe de haberlos, pero para encontrarlos pff! >.<

Saludos!

Extremo_Delirio dijo...

Un texto muy bonito :)
¡Gracias por compartirlo!